‘Barbie’ en los Óscar: ¿Puede competir en la categoría de Mejor Guion Original?

En el mundo de Hollywood, donde la línea que separa el contenido original del adaptado puede ser difusa, la película “Barbie” de Greta Gerwig ha suscitado un gran debate. A pesar de su innegable éxito, con más de 1.400 millones de dólares en taquilla y un gran número de seguidores, la película se adentra ahora en un terreno controvertido, ya que busca optar al Óscar en la categoría de mejor guion original.

La poco convencional candidatura de Barbie a mejor guion original

Greta Gerwig y su coguionista, Noah Baumbach, han creado una historia que, aunque arraigada en una marca conocida, se aventura en un territorio desconocido. La interpretación de Barbie que hace Margot Robbie lleva al público a un viaje en el que escapa de Barbieland para explorar el mundo real y encontrar respuestas sobre su existencia. Esta nueva visión de un icono entrañable ha sido aclamada por la crítica y ha calado en el público de todo el mundo.

Ahora, de acuerdo con Variety, Warner Brothers se ha atrevido a hacer campaña para que la película sea incluida en la categoría de Mejor Guion Original en la próxima edición de los Óscar. Esta decisión ha desatado una ola de confusión y debate en Internet, con muchos cuestionando si una película basada en una marca de juguetes puede considerarse realmente “original”.

En los créditos de la película se dice explícitamente que está “basada en Barbie de Mattel”, reconociendo así su material de origen. Sin embargo, lo que distingue a Barbie es su innovación narrativa. A diferencia de muchas adaptaciones de material previamente publicado, esta película se inspira directamente en el mundo de los juguetes y los productos, dando vida a personajes y conceptos que existían principalmente en plástico.

La historia de Gerwig y Baumbach incorpora sin duda elementos que la distinguen de cualquier adaptación anterior del personaje. Reconoce el papel icónico de Barbie como muñeca y utiliza esta narrativa como vehículo para rendir homenaje a la línea de juguetes, a la vez que proporciona comentarios perspicaces sobre su historia. El éxito de taquilla de la película demuestra su capacidad para llegar a un público amplio.

¿Qué pasará con la candidatura?

La decisión final corresponde a La Academia, donde un comité de la rama de guionistas determinará su elegibilidad. El estatus único de la película la convierte en una intrigante aspirante en la categoría de Mejor Guión Original, donde podría rivalizar con películas como “The Holdovers” y ” Past Lives”. Está previsto que las papeletas de nominación se abran para la votación el 11 de enero de 2024, lo que deja tiempo suficiente para debates y deliberaciones sobre su elegibilidad. Esta incertidumbre añade un elemento de suspense a la ya de por sí competitiva carrera.

Y aunque la categoría de guion sea controvertida, se espera que Barbie se convierta en una de las grandes candidatas a los Óscar. Tiene potencial para obtener nominaciones en varias categorías, incluida la de mejor canción original por “I’m Just Ken”, y las de mejor actriz y actor de reparto para Margot Robbie y Ryan Gosling, respectivamente. El éxito de la película y la aclamación de la crítica sugieren que puede tener una presencia significativa en la prestigiosa ceremonia de entrega de premios.