Christopher Nolan y su película más controvertida hasta la fecha: TENET

Christopher Nolan está disfrutando nuevamente de las mieles del éxito gracias a su nueva película sobre la creación de la bomba atómica, “Oppenheimer”, que ha cosechado excelentes reacciones entre la crítica y el público, convirtiéndose en su largometraje original más taquillero.

En contraposición, hace tres años, el panorama era muy distinto y desalentador. En 2020 estrenó TENET, su película más controvertida hasta la fecha, dividiendo a audiencias y especialistas. La cinta fue un fracaso, llegó a cines en plena pandemia y tuvo un estreno simultáneo en HBO Max. A pesar de este contexto, logró recaudar unos increíbles 360 millones de dólares, pero poco frente a su alto presupuesto de 200 millones.

TENET es un filme de ciencia ficción y acción, escrito y dirigido por el mismo Nolan. La trama gira en torno a un agente secreto que debe evitar una guerra mundial utilizando una tecnología que le permite invertir el flujo del tiempo. La película es una obra compleja y ambiciosa que explora temas como el destino, el libre albedrío, la entropía y la paradoja temporal.

En este artículo, vamos a analizar en detalle algunos aspectos de esta obra cinematográfica. Para ello, vamos a dividir el texto en cuatro secciones: ¡Alerta de Spoilers!

La estructura narrativa de Tenet

TENET es una película que rompe con las convenciones del relato clásico, nada nuevo dentro de la filmografía de Nolan. En lugar de seguir una estructura lineal y cronológica, la historia presenta una estructura circular y anacrónica, donde el principio y el final se conectan y se retroalimentan. Además, la película juega con la inversión del tiempo, lo que genera situaciones paradójicas y confusas.

El largometraje se divide en dos partes: la primera, sigue al personaje de John David Washington, conocido solo como El Protagonista, en su misión de infiltrarse en una organización criminal liderada por Andrei Sator (Kenneth Branagh), un oligarca ruso que posee la tecnología de inversión temporal. El Protagonista cuenta con la ayuda de Neil (Robert Pattinson), otro agente secreto, y de Kat (Elizabeth Debicki), la esposa de Sator. La segunda parte muestra cómo El Protagonista y Neil viajan al pasado para impedir que Sator active un algoritmo que puede destruir el mundo.

La película utiliza varios recursos narrativos para crear una trama compleja y sorprendente. Por ejemplo:

Uso de los palíndromos:

Un palíndromo es una palabra o frase que se lee igual al derecho y al revés, como TENET. La película está llena de palíndromos, tanto en el título, como en los nombres de los personajes (Sator, Arepo, Opera, que hacen parte del cuadrado sator), como en las escenas (la persecución en el aeropuerto, el asalto al búnker). Los palíndromos simbolizan la simetría temporal que existe en la película, donde el pasado y el futuro se reflejan y se influyen mutuamente.

Los puntos de giro:

Un punto de giro es un momento clave en la trama que cambia el rumbo de la historia o revela una información importante. La película tiene varios puntos de giro que sorprenden al espectador y le obligan a replantearse lo que ha visto. Tal es el caso cuando se descubre que Neil es quien salva a El Protagonista en la ópera, o cuando se revela que El Protagonista es quien funda TENET en el futuro.

El uso de las elipsis:

Una elipsis es un salto temporal que omite parte de la información para generar suspense o misterio. La película tiene varias elipsis que crean lagunas narrativas que el espectador debe rellenar con su imaginación o con las pistas que ofrece la película.

Tráiler de Tenet

Estilo visual

TENET es una película que destaca por su estilo visual innovador y espectacular. Nolan utiliza la fotografía, el montaje y los efectos especiales para crear escenas que desafían las leyes de la física y que impactan al espectador por su belleza y originalidad.

La película tiene una fotografía realista y contrastada, que busca crear un ambiente tenso y dramático. Hoyte Van Hoytema, director de este rubro, utilizó colores fríos (azules, grises) para representar el presente y el futuro, y colores cálidos (rojos, naranjas) para representar el pasado y la inversión temporal. También jugó con la luz y la sombra, creando contrastes entre el día y la noche, el sol y la oscuridad, la claridad y la confusión.

A su vez, tiene un montaje dinámico y rítmico, que busca crear un acompasamiento trepidante y mantener el interés del espectador. La película alterna escenas de acción con escenas de diálogo, escenas lineales con escenas invertidas, escenas cortas con largas. TENET utiliza el montaje paralelo, que consiste en mostrar dos o más acciones simultáneas que se relacionan entre sí. Por ejemplo, cuando se muestra el asalto al búnker desde dos perspectivas temporales diferentes.

Como es característico en Nolan, el filme tiene unos efectos especiales impresionantes y realistas, que buscan crear un mundo verosímil y coherente. La película utiliza efectos prácticos, es decir, que se realizan en el rodaje sin recurrir a la computadora, como las explosiones, los choques o las acrobacias, creando escenas memorables, como la persecución en el aeropuerto o la batalla final.

Banda sonora

Uno de los aspectos más destacados de TENET es su banda sonora original y envolvente. Nolan colabora con el compositor Ludwig Göransson, ganador de un Oscar por Black Panther, para crear una música que acompaña y potencia la acción.

La música abraza un estilo electrónico y experimental, buscando cuidadosamente la creación de una atmósfera futurista y enigmática. Para lograr este efecto, Göransson hace uso de instrumentos sintéticos, tales como teclados, sintetizadores y cajas de ritmo, que generan sonidos artificiales y distorsionados. Sin embargo, no se detiene ahí, ya que también se nutre de instrumentos acústicos, como cuerdas, vientos y percusión, los cuales aportan una dimensión orgánica y natural al conjunto sonoro.

El ritmo de la BSO es una entidad sincopada y frenética, diseñada para forjar un pulso acelerado que mantenga al espectador en vilo. Este ritmo se caracteriza por su complejidad y los giros sonoros impredecibles que crean intrigantes contrastes entre momentos de énfasis y relajación. Además, se explora un abanico de cambios de tempo y compás, que introducen variaciones en la velocidad y la estructura de la música.

En cuanto a la melodía, el score se adhiere a un enfoque minimalista y repetitivo para lograr un motivo musical que sea distintivo y memorable. Se emplean notas sencillas y breves para construir melodías que sean concisas y fáciles de identificar. Asimismo, se exploran variaciones melódicas sutiles que establecen diferencias notables entre las versiones lineales e invertidas de la música.

Lectura recomendada: “El poder de la banda sonora en el cine: análisis de su impacto emocional”

¿Tenet: la propuesta más arriesgada de Nolan?

TENET no es solo una película de ciencia ficción y acción, sino también una de las propuestas más arriesgadas de Nolan como director y guionista. El director británico es conocido por su afán de innovación y experimentación, tanto en el plano técnico como en el narrativo. Sus películas suelen tener una gran complejidad argumental, que combina múltiples niveles de realidad, saltos temporales, giros inesperados y finales abiertos. Algunos ejemplos de esto son “Memento”, “El truco final”, “Origen” e “Interstellar”.

Sin embargo, TENET supera a todas sus anteriores obras en cuanto a dificultad y ambición. Nolan no solo crea un universo donde el tiempo se puede invertir, sino que también lo hace con una coherencia interna admirable. Además, no se limita a mostrar los efectos visuales de la inversión temporal, sino que también los integra en la trama y en la acción, creando escenas de gran espectacularidad y originalidad. Por ejemplo, la escena del aeropuerto, donde El Protagonista se enfrenta a sí mismo en sentido inverso, o la escena final, donde los dos equipos realizan la “pinza” temporal.

Es una película que requiere de una gran atención y concentración por parte del espectador, que debe estar dispuesto a seguir las reglas del juego que propone Nolan. No es una película fácil ni convencional, sino todo lo contrario: desafiante y exigente, que a pocos deja indiferentes. Algunos la consideran una obra maestra, otros una película pretenciosa. Lo que está claro es que TENET es una historia única e irrepetible, que demuestra el talento y la visión de Nolan como cineasta.

A ti qué te pareció: ¿la encontraste atractiva, te gustó o no la propuesta de Nolan? La película está disponible a través de HBO Max.