Denis Villeneuve y Paul Thomas Anderson reflexionan sobre el impacto de ‘Oppenheimer’

Share

La última obra de Christopher Nolan, “Oppenheimer”, no solo ha cautivado al público de todo el mundo, sino que también ha reescrito los libros de récords. Estrenada en plena temporada veraniega, esta película de tres horas de duración y clasificación R ha superado todas las expectativas, recaudando la asombrosa cifra de 912 millones de dólares en la taquilla mundial. Su notable éxito ha suscitado los elogios de gigantes de la industria como Denis Villeneuve y Paul Thomas Anderson, que consideran que Oppenheimer cambiará las reglas del juego en el futuro del cine.

Denis Villeneuve y Paul Thomas Anderson hablan sobre la importancia de una película como Oppenheimer

El filme es un drama biográfico centrado en el mundo de la física nuclear, no el típico blockbuster veraniego. Sin embargo, ha logrado superar la barrera de los 900 millones de dólares y se ha convertido en la película biográfica más taquillera de la historia. Villeneuve, el aclamado cineasta responsable de “Dune”, la describió como una “obra maestra” en su primer visionado, pero admitió que su extraordinario rendimiento en taquilla había superado sus expectativas más descabelladas.

Emma Thomas, productora de la película y esposa de Christopher Nolan, también reflexionó sobre el singular camino de la película hacia el éxito. Señaló que crear una película de tres horas con un tema serio era un reto considerable, lo que hace que el triunfo de Oppenheimer sea aún más asombroso. La capacidad de la película para calar en el público de diferentes grupos de edad y su atractivo para las proyecciones de gran formato han desempeñado un papel fundamental en su éxito de taquilla sin precedentes.

“Cuando haces una película, esperas conectar con el público de una forma u otra”, declaró a AP Thomas, “Pero, sobre todo con una película de tres horas que tiene un tema serio y es desafiante en muchos sentidos, este tipo de éxito va más allá de lo que habíamos imaginado”.

El resurgimiento de los formatos IMAX y 70 mm

La historia del Prometeo Americano ha revitalizado el interés por los formatos IMAX y 70 mm. La película ha recaudado más de 179 millones de dólares en IMAX, lo que pone de relieve el atractivo perdurable de la experiencia en gran formato. Villeneuve, que utilizó este tipo de cámaras para Dune, cree que el futuro del cine está en estos formatos. “El público quiere ver algo que no puede tener en casa, que no puede tener en streaming. Quieren vivir un evento”, afirmó.

Paul Thomas Anderson, otro ícono del séptimo arte, también subrayó la importancia de que realizadores como Chris Nolan defiendan la experiencia teatral. “Cuando un cineasta tan fuerte como Chris te señala con el dedo y te dice adónde tienes que ir… le haces caso… y el público se ha visto recompensado por ello”, dijo Anderson. “Conozco a algunos cinéfilos que condujeron desde El Paso hasta Dallas para ver la película como es debido. Son unas 18 horas de ida y vuelta”.

Oppenheimer, un punto de inflexión para el cine

Mientras Oppenheimer sigue encandilando al público, marca un punto de inflexión para el cine. El éxito de la película ha reforzado la idea de que el cine es una forma de arte destinada a ser experimentada en la gran pantalla. En un mundo en el que el contenido de streaming es el rey, Nolan ha recordado a los espectadores que el cine no es solo narración, sino también la magia de la experiencia teatral.

En palabras de Anderson, “Ver Oppenheimer en cine es superior en todos los sentidos”, y el triunfo de la película es un testimonio del poder perdurable del cine. “La gente está cansada de preguntar: ‘¿Por qué tendría que ir al cine a ver la tele? Buena pregunta… ya no tienen que hacerla… Yo diría que es la forma que tiene la naturaleza de curar”, concluyó el cineasta.

Fuente: Associated Press