Gary Oldman considera “mediocre” su actuación como Sirius Black en ‘Harry Potter’

En una reciente entrevista en el podcast Happy Sad Confused” de Josh Horowitz, el célebre actor Gary Oldman habló con franqueza de su interpretación de Sirius Black en la icónica saga de películas de Harry Potter. El oscarizado actor, conocido por sus papeles en películas como Las horas más oscuras y Drácula, de Bram Stoker, ahondó en su naturaleza autocrítica, arrojando luz sobre por qué ve su trabajo en el mundo mágico de Hogwarts con un ojo exigente.

Oldman expresó abiertamente su descontento con su interpretación de Sirius Black, el padrino perdido hace mucho tiempo del personaje principal, Harry Potter. A pesar de la popularidad del personaje y de su importante papel en la serie, Oldman reveló: “Creo que mi trabajo es mediocre”. El actor atribuyó esta autocrítica a su falta de previsión, admitiendo que, a diferencia de su difunto compañero de reparto Alan Rickman, que interpretó a Severus Snape, él no leyó los libros de J.K. Rowling con antelación. “Quizá si hubiera leído los libros como Alan, si me hubiera adelantado a los acontecimientos, si hubiera sabido lo que viene, creo sinceramente que lo habría interpretado de otra manera”, reflexionó Oldman.

La autocrítica de Oldman va más allá de su papel de Sirius Black y abarca un amplio espectro de su prolífica carrera. Admite que con frecuencia encuentra fallos en sus interpretaciones, y subraya la importancia de mantener un ojo crítico para mejorar continuamente. “Es como todo. Si me viera a mí mismo en algo y dijera: ‘Dios mío, soy increíble’, sería un día muy triste, porque siempre quieres hacer mejor lo siguiente”, explicó.

Gary Oldman está agradecido con Harry Potter

Gary Oldman (Sirius Black) y Daniel Radcliffe (Harry Potter) en la franquicia de Harry Potter.

A pesar de las reservas de Oldman sobre su contribución a la saga, reconoció el impacto positivo que las películas tuvieron en su carrera. En otra entrevista en el programa “The Drew Barrymore Show“, atribuyó a la franquicia de Harry Potter y a la trilogía de El caballero oscuro de Christopher Nolan el mérito de haberle proporcionado estabilidad durante un período difícil de su vida personal.

“A los 42 años me desperté divorciado y con la custodia de los niños”, dijo entonces. “Eso, en sí mismo, fue… fue duro porque hubo un cambio en la industria donde muchas producciones estaban… en Hungría, Budapest, Praga, Australia, ya sabes, todos estos lugares. Así que rechacé muchos trabajos”. El actor continuó: “Gracias a Dios por Harry Potter. Los dos, Batman y Harry Potter, realmente me salvaron, porque significaba que podía hacer la menor cantidad de trabajo por la mayor cantidad de dinero y luego estar en casa con los niños”.