En una escena eliminada de ‘Barbie’, Ryan Gosling reinterpreta ‘Girls Just Want to Have Fun’

“Barbie”, la película más taquillera del año, hizo su esperado debut este viernes en las prestigiosas salas IMAX de Estados Unidos, brindando a los apasionados seguidores de este filme una serie de agradables sorpresas. Esta versión de la cautivante historia, concebida por la destacada dupla creativa de Greta Gerwig y Noah Baumbach, reserva en su interior momentos de hilaridad que lamentablemente no llegaron al montaje final. Las escenas eliminadas están causando un auténtico furor en las redes sociales, y prometen otorgar un estrato adicional de humor a una película que ya de por sí goza de un enorme reconocimiento.

Ryan Gosling reinterpreta la canción ‘Girls Just Want to Have Fun’, de Cyndi Lauper, en una escena eliminada de Barbie

Dentro de las escenas suprimidas de la película Barbie, destaca una que está acaparando toda la atención: Ryan Gosling, en su papel de Ken, después de haber asumido el control de Barbieland y de imponer la ideología patriarcal que ha adoptado del mundo real, nos brinda una reinterpretación de la célebre canción “Girls Just Want to Have Fun” de la reconocida cantante y compositora estadounidense Cyndi Lauper.

Un usuario de X (anteriormente conocido como Twitter) ha compartido en la red social el instante en el que Gosling interpreta esta nueva versión del tema, que reza así: ♪ I come home, in the mornin’ light / My mother says, “When you gonna live your life right?” / Oh momma dear, we’re not the fortunate ones / And boys, they wanna have fun / Oh boys just wanna have fun ♪

Acompañado por los pasos del Ken de Kingsley Ben-Adir, y ante las miradas de incredulidad de Margot Robbie en su papel de Barbie, America Ferrera como Gloria y Ariana Greenblatt en el rol de Sasha, Gosling nos brindó su interpretación de “Boys Just Want to Have Fun”.

La canción “Girls Just Want to Have Fun” es un himno feminista que celebra la libertad y la diversión de las mujeres. Fue escrita por Robert Hazard y popularizada por Cyndi Lauper en 1983. La letra expresa el deseo de las mujeres de escapar de las presiones sociales y familiares y disfrutar de la vida sin restricciones. El tema fue un éxito comercial y crítico, y se convirtió en un símbolo de la cultura pop de los años 80.