Final explicado de ‘Dejar el mundo atrás’: ¿Qué pasó realmente en el thriller apocalíptico de Netflix?

Share

En medio de la incertidumbre, el caos y la inminente amenaza de lo desconocido, el nuevo thriller apocalíptico de Netflix, Dejar el mundo atrás (Leave the World Behind), lleva a los espectadores a un fascinante recorrido lleno de suspense y giros inesperados. Dirigida por Sam Esmail, creador de la serie Mr. Robot, y con un reparto repleto de estrellas como Julia Roberts, Ethan Hawke y Mahershala Ali, la película es una adaptación de la novela homónima de Rumaan Alam de 2020.

La trama arranca con las aparentemente ordinarias vacaciones familiares de los SandfordAmanda (Julia Roberts), Clay (Ethan Hawke) y sus dos hijos, Archie (Charlie Evans) y Rose (Farrah Mackenzie)— en Long Island. Sin embargo, su idílico retiro da un giro bastante siniestro cuando llegan unos desconocidos, G.H. Scott (Mahershala Ali) y su hija Ruth (Myha’la), reclamando la propiedad de la casa alquilada y trayendo la noticia de un apagón en la ciudad de Nueva York. A medida que se desarrolla la historia, los personajes se enfrentan a una serie de sucesos inexplicables, que plantean interrogantes sobre la verdadera naturaleza de la crisis en la que se encuentran.

Ethan Hawke, Julia Roberts, Mahershala Ali y Myha'la en Dejar el mundo atrás (2023)

La película Dejar el mundo atrás mantiene en vilo al público con una serie de fenómenos fuera de lo común, desde comportamientos extraños de los animales hasta catástrofes aéreas y marítimas estremecedoras. El suspense aumenta a medida que los personajes se enfrentan a lo desconocido e intentan reconstruir el rompecabezas de la crisis. El enigmático G.H. (Ali) insinúa una conspiración mayor, sugiriendo que el apagón forma parte de una triple estrategia diseñada para desestabilizar la nación.

¿Qué pasó al final de Dejar el mundo atrás?

Conforme aumenta la tensión y los personajes se enfrentan a sus peores temores, el clímax de la película se produce cuando Archie cae enfermo y pierde sus dientes, Rose desaparece de la casa y el grupo busca la ayuda de un superviviente llamado Danny. La conversación con este Danny, interpretado por Kevin Bacon, desvela una sombría verdad sobre el ataque orquestado contra el país. Los personajes entienden que el apagón, la desinformación y los ataques podrían forman parte de un plan calculado para sumir a la nación en el caos.

Tras este encuentro, G.H. le explica a Clay que, según lo observado, todo forma parte de un plan de tres etapas que podría desestabilizar a cualquier gobierno. La primera etapa es el aislamiento, que se refleja en la película mediante la interrupción de todos los servicios de comunicación y transporte; la segunda es el caos sincronizado, caracterizado por ataques encubiertos y desinformación, sin un enemigo claro, la gente comenzaría a pelear entre sí; el tercer y último paso implica un golpe de estado y una guerra civil, que finalizaría en el colapso de cualquier país o gobierno. Este programa es la forma más efectiva de desestabilizar una nación.

Mahershala Ali como G. H. Scott en el final de Dejar el mundo atrás (2023) de Netflix

Hacia el final de Dejar el mundo atrás, Ruth y Amanda, en el bosque en busca de Rose, son testigos de cómo la ciudad de Nueva York está siendo bombardeada y se dan cuenta de que el caos que han vivido forma parte de un plan mucho mayor. La escena final de la película muestra a Rose descubriendo un búnker de una casa vecina. El sistema de emergencia muestra en una pantalla y confirma que la Casa Blanca está siendo atacada por fuerzas armadas y que los niveles de radiación están aumentando.

¿Qué significa el final de Dejar el mundo atrás?

En el búnker, equipado con todas las provisiones necesarias para sobrevivir a un armagedón y también al aburrimiento, la joven Rose opta por entregarse a un placer aparentemente trivial: ver el último episodio de la serie de televisión Friends, su objetivo durante las dos horas de metraje. La película finaliza con una yuxtaposición irónica: Rose encuentra consuelo en el mundo ficticio de Friends mientras el mundo real que la rodea se sume en el caos. La alegre canción “I’ll Be There for You“, de The Rembrandts, sirve de conmovedor recordatorio de la destrozada realidad fuera del búnker.

Farrah Mackenzie como Rose Sandford en el final de Dejar el mundo atrás (2023) de Netflix

Dejar el mundo atrás teje con maestría una historia de suspense, paranoia y desmoronamiento social. El final, aunque ofrece algunas respuestas, deja espacio para la interpretación y el debate. A medida que los personajes se enfrentan a las consecuencias de una crisis manipulada, los espectadores tienen espacio para reflexionar sobre la fragilidad de las estructuras sociales y la naturaleza impredecible de la humanidad ante una catástrofe inminente. Dejar el mundo atrás está disponible ahora mismo en Netflix.