Final explicado de ‘Nadie Podrá Salvarte’: ¿Qué pasó con Brynn?

Share

Ante un panorama cinematográfico repleto de finales previsibles y argumentos formulistas, el reciente estreno de Star +, “Nadie Podrá Salvarte”, dirigida por Brian Duffield, desafía las convenciones y mantiene al público expectante hasta el último fotograma. Esta película de terror y ciencia ficción de presupuesto modesto ha causado sensación desde su estreno el pasado 22 de septiembre, gracias a su estilo narrativo único y a un final que suscita un intenso debate entre los espectadores.

¡Alerta de spoilers!

En el corazón de esta película se encuentra Brynn, interpretada brillantemente por Kaitlyn Dever, una joven que se enfrenta a la pérdida de su madre y al peso de un pasado desolador. El rasgo distintivo de la cinta es la ausencia casi total de diálogos, una atrevida elección que la diferencia de las habituales producciones de Hollywood.

Mientras Brynn se enfrenta a una invasión alienígena, el espectador se adentra en su mundo, donde la soledad y el dolor han sido sus compañeros durante mucho tiempo. La inquietante atmósfera de la película mantiene en vilo al espectador, pero es el final lo que da que hablar.

¿Qué ocurre al final de Nadie Podrá Salvarte?

Brian Duffield, director de la película, aclaró recientemente el enigmático final en una entrevista con Inverse. Aunque la conclusión puede parecer sombría y críptica, retrata extrañamente a Brynn en un estado de felicidad. La cuestión fundamental que se plantea es si esta conclusión es real o simplemente un sueño.

La interpretación personal de Duffield se inclina a favor de que el final es real, pues subraya el tema de la resistencia de la humanidad ante la tragedia. Afirma: “Para Brynn, no es un delirio ni nada. Me encanta como personaje y por lo que pasa, y no tengo corazón para ser un cretino, y la patean tan fuerte en la película que quería que nuestra chica estuviera bien. Creo que ese es el tema de la historia para mí, cómo suceden estas cosas que cambian la vida, y luego tienes que reconstruir y resolverlo”.

“Se puede interpretar [como un sueño], sobre todo por el lugar en el que se encuentra de antemano, pero no sé hasta qué punto creo que se puede sanar en un sueño. Me gustan los finales de terror desoladores, pero Brynn me gusta más que esos. Creo que en todas las versiones del final no hay un elemento definido de desolación, pero creo que para mí lo importante del final es que Brynn está en un buen lugar”, opinó el cineasta.

Kaitlyn Dever en Nadie Podrá Salvarte.

Brynn entra a formar parte de la sociedad alienígena

La ambigüedad del final invita a múltiples interpretaciones. Antes de los acontecimientos de la película, Brynn luchaba contra la culpa y el aislamiento tras causar accidentalmente la muerte de su mejor amiga Maude. Este alejamiento de su comunidad no hizo sino agravar su soledad.

Cuando los invasores alienígenas capturan a Brynn y exploran su mente, se produce un giro inesperado. La liberan y ven en ella a una aliada inesperada, ambos marginados por derecho propio. A pesar de que los extraterrestres infectan a los habitantes del pueblo con un parásito, Brynn encuentra extrañamente la felicidad en este mundo caótico.

La conclusión revela la inesperada redención de Brynn. Se convierte en parte de la sociedad alienígena que se ha apoderado de su pueblo. Este extraño giro de los acontecimientos puede parecer inquietante, pero simboliza la huida de Brynn de las cadenas de su pasado y su nuevo sentido de pertenencia.

La película nos deja con preguntas sobre el destino del mundo más allá de la historia de Brynn. Sin embargo, es esencial recordar que Nadie Podrá Salvarte es ante todo su viaje, centrado en su transformación y en la búsqueda de su propia felicidad.

“No One Will Save You” (Nadie Podrá Salvarte) está disponible ahora en Star +.