Final explicado de la segunda temporada de ‘Loki’: ¿Un glorioso propósito?

Share

En un final alucinante que dejó a todos los fans boquiabiertos, la segunda temporada de Loki concluyó con un giro que podría cambiar la forma de todo el Universo Cinematográfico de Marvel (MCU). La gloriosa interpretación de Tom Hiddleston del dios del engaño protagonizó el espectacular desenlace de la serie. A diferencia de programas anteriores del MCU, la segunda temporada de Loki consiguió mantener su integridad narrativa y ofrecer una historia autoconclusiva, pero impactante.

El sacrificio final de Loki para salvar el Multiverso

El capítulo final de la temporada, titulado “Un glorioso propósito”, mostró el crecimiento y la evolución de Loki como personaje. Mientras intentaba arduamente evitar la destrucción del tiempo y salvar a sus amigos, los espectadores fueron testigos de la profundidad de su desolación. El viaje de Loki a través del tiempo, aprendiendo de O.B. (Ke Huy Quan) y Casey (Eugene Cordero) e intentando estabilizar el Telar Temporal, fue un testimonio de su determinación. Sin embargo, todos sus esfuerzos revelaron una verdad sombría: el Telar estaba destinado a fallar, y las líneas temporales ramificadas persistirían. La raíz del problema estaba en la muerte de El Que Permanece.

Final de la segunda temporada de 'Loki' (2021-2023)

La desesperación de Loki y su inquebrantable amor por Sylvie (Sophia Di Martino) le llevaron a tomar una decisión desgarradora. Se dio cuenta de que la única forma de preservar el libre albedrío era sacrificarse a sí mismo en lugar de a Sylvie, para evitar que eliminara a El Que Permanece. El dolor de esta decisión fue palpable cuando viajó en el tiempo para consultar a Mobius (Owen Wilson) sobre el lastre que supone tomar decisiones difíciles. La historia de un cazador que no pudo podar a un niño destinado a la destrucción tocó la fibra sensible del dios asgardiano.

“La mayoría de los propósitos son más carga que gloria”, dijo Mobius, lo que provocó la comprensión final de Loki.

Yggdrasil: El árbol de la vida

Yggdrasil, el arbol al final de la temporada de Loki

En una secuencia sobrecogedora, Loki sube él mismo a la plataforma y utiliza su magia para destruir el Telar Temporal. Sujetando todas las ramas del tiempo, abre una grieta en el tejido del espacio-tiempo y regresa a la Ciudadela del Fin de los Tiempos. En ese momento, Loki se convierte en el guardián de toda la existencia, sentado en un trono que se convierte en oro, simbolizando su transformación en Yggdrasil, el árbol nórdico de la vida que conecta todos los mundos. Ahora mantiene unido el tejido mismo de la existencia.

¿Cómo terminó la segunda temporada Loki?

Sophia Di Martino como Sylvie en el final de Loki

Tras el sacrificio del asgardiano, el UCM da un giro intrigante. La TVA (Autoridad de Variación Temporal) se restablece, con Hunter B-15 (Wunmi Mosaku) en el consejo y Miss Minutos reprogramada. Victor Timely vive su día a día en 1868 sin interferencias de la TVA. Ravonna Renslayer (Gugu Mbatha-Raw) se enfrenta a Alioth (la criatura que protege el vacío de las variantes y que vimos en la primera temporada) y Mobius decide abandonar la TVA, visitando una variante de sí mismo en una línea temporal ramificada. Sylvie aparece, haciendo hincapié en que el sacrificio de Loki les concedió la oportunidad de vivir sus vidas.

Qué sigue para el UCM: ¿Loki, dios del tiempo?

Si bien la segunda temporada de Loki contó con una narración autoconclusiva, las implicaciones de la transformación de Loki en Yggdrasil podrían tener consecuencias de gran alcance para la saga del Multiverso. Marvel no es ajeno a las historias interconectadas, y el nuevo rol de Loki como guardián de la existencia podría desempeñar un papel fundamental en los próximos proyectos.

Una cosa está clara: el glorioso propósito del dios del engaño (ahora del tiempo) se ha cumplido, y el multiverso ha cambiado para siempre. Todos los episodios de las dos temporadas de Loki están disponibles en Disney+.