Amazon Prime Video comenzará a mostrar anuncios en la suscripción actual

Amazon ha anunciado oficialmente que empezará a mostrar anuncios en su popular servicio de streaming, Prime Video. La compañía notificó a los suscriptores por correo electrónico que el despliegue de publicidad está programado para comenzar el 29 de enero de 2024, por el momento, la medida solo aplicará para los Estados Unidos. Esta decisión sigue la reciente tendencia marcada por otras plataformas de streaming como Netflix y Disney+, pero Amazon está adoptando un enfoque único al introducir una tarifa de exclusión voluntaria en lugar de crear planes de suscripción separados y financiados por la publicidad.

¿Cómo funcionará Amazon Prime Video con publicidad?

Los usuarios de Prime Video tendrán la opción de mantener una experiencia sin anuncios pagando 2,99 dólares adicionales al mes. Sin embargo, para los que opten por el modelo con publicidad, el cambio no supone ninguna alteración en el precio actual de la suscripción. La empresa subraya que esta tarifa tiene como objetivo sostener la creación de contenidos de alta calidad, y haciendo hincapié en el compromiso de mantener una experiencia de visualización con “significativamente menos” anuncios en comparación con la televisión tradicional u otros proveedores de streaming.

De manera concisa, a partir de enero de 2024, el plan actual de Prime Video incluirá anuncios. Para evitar la publicidad, será necesario pagar un costo adicional de 2,99 dólares al mes. Si bien, en enero, el ajuste de la suscripción solo se aplicará a Estados Unidos, ya está previsto que los anuncios se empiecen a mostrar en el Reino Unido, Alemania y Canadá el 5 de febrero. Otros países, como Francia, Italia, España, México y Australia, pueden esperar anuncios más adelante en el año. Es cuestión de tiempo para que la medida afecte a todos los usuarios de Latinoamérica.

El correo electrónico a los abonados también aclara que la introducción de anuncios no se extenderá a los programas comprados o alquilados a través de Prime Video, manteniendo una clara distinción entre contenidos propios y ajenos. Los usuarios tienen la opción de registrarse previamente para la suscripción sin anuncios, y la facturación comenzará solo cuando se lancen oficialmente los anuncios.