La polémica salida de Melissa Barrera de ‘Scream 7’: Explicación de lo sucedido

Share

Melissa Barrera, conocida por su papel en la franquicia Scream, ha sido despedida de la próxima entrega, Scream 7, provocando una gran conmoción en Hollywood. De acuerdo con el artículo publicado por The Hollywood Reporter, esta inesperada y polémica salida se produce a raíz de la postura pública de Barrera sobre el conflicto entre Israel y Hamás, expresada a través de sus redes sociales.

La controversia comenzó cuando Barrera, que interpreta al personaje principal, Sam Carpenter, en las últimas dos entregas de la saga de terror, compartió sus puntos de vista sobre el actual conflicto en Oriente Medio. En una serie de Instagram Stories, la actriz de origen mexicano reflexionó sobre su perspectiva, haciendo hincapié en que ella también provenía de “un país colonizado” y expresando su solidaridad con Palestina: “Será libre”. Las publicaciones de Barrera no pasaron desapercibidas, y Spyglass, la productora detrás de Scream 7, ha tomado la decisión de separarse de la actriz debido a la naturaleza de sus declaraciones.

Variety informó de que Spyglass no estaba de acuerdo con las publicaciones de Barrera en la plataforma social, citando su referencia a Israel como una tierra colonizadora y su mención de un tropo antisemita sobre el control de los medios de comunicación. “He estado buscando activamente videos e información sobre el lado palestino durante las últimas dos semanas, siguiendo cuentas, etc. ¿Por qué? Porque los medios occidentales solo muestran el otro lado. Por qué hacen eso, te dejaré deducirlo por ti mismo”, se lee en la historia de Instagram. Abajo puedes ver las declaraciones de la artista (vía Reddit).

La justificación de Spyglass

La productora -que inicialmente mantuvo hermetismo- tras la escalada de la situación comunicó a Variety que Barrera no fue despedida por mostrar su apoyo a la causa palestina, sino porque los mensajes de la actriz fueron interpretados como antisemitas. “La postura de Spyglass es inequívocamente clara: tenemos tolerancia cero con el antisemitismo o la incitación al odio en cualquiera de sus formas, incluidas las referencias falsas al genocidio, la limpieza étnica, la distorsión del Holocausto o cualquier cosa que cruce flagrantemente la línea de la incitación al odio”, dijo un portavoz de Spyglass al medio citado.

Este hecho plantea interrogantes sobre la intersección de las creencias personales y las consecuencias profesionales en la industria del entretenimiento. El incidente con Barrera no es un caso aislado en Hollywood, ya que la escena se enfrenta a las complejidades del conflicto entre Israel y Hamás. Diversas figuras, desde actores a guionistas, han expresado opiniones divergentes sobre el asunto, lo que ha provocado tensiones internas y, en algunos casos, injustas repercusiones profesionales.

La respuesta de Melissa Barrera

La respuesta de Melisssa Barrera no se hizo esperar, a través de su cuenta de Instagram, la actriz mexicana reposteó una imagen en sus historias con la siguiente cita: “Al final del día, prefiero que me excluyan por a quién incluyo, a que me incluyan por a quién excluyo”.