Superhéroes en crisis: ‘The Marvels’ es el peor estreno de la historia de Marvel Studios

En un pasado no muy lejano, el Universo Cinematográfico de Marvel se erigía como una fuerza indomable, con personajes como la Capitana Marvel dominando la taquilla. Sin embargo, los últimos acontecimientos han sumido al género de los superhéroes, y al UCM en particular, en un estado de vulnerabilidad. El estreno de The Marvels marcó un punto de inflexión significativo, experimentando un fin de semana de apertura inesperadamente bajo que envió ondas de choque a través de la industria cinematográfica.

El decepcionante debut de The Marvels en taquilla

The Marvels, protagonizada por Brie Larson como Capitana Marvel, Teyonah Parris (Monica Rambeau) e Iman Vellani (Kamala Khan), se estrenó en Norteamérica con una recaudación de 46 millones de dólares en sus primeros tres días, el debut más bajo de la historia de Marvel Studios. Esta cifra no solo es inferior a los estrenos de recientes películas de superhéroes como The Flash (del Universo DC), sino que también está un asombroso 70 por ciento por debajo del arranque de su predecesora, Capitana Marvel, que en 2019 inció su paso por salas de cine con 153 millones.

La trigésima tercera entrega del Universo Cinematográfico de Marvel tuvo un rendimiento en taquilla muy por debajo a lo que se proyectaba, la semana pasada hablábamos sobre si se convertiría en otro fracaso del estudio y vaya que lo hizo con méritos. Con sus 46 millones de dólares en el mercado local, superó a El increíble Hulk de 2008 (que logró 55,4 millones) y a Ant-Man: el Hombre Hormiga (57,2 millones). Ahora, The Marvels, tiene la deshonrosa distinción de ser el peor estreno de la filial de Disney.

Brie Larson, Iman Vellani y Teyonah Parris en The Marvels (2023)

A nivel internacional, el panorama es igual de desalentador. La cinta dirigida por Nia DaCosta consiguió tan solo 63 millones de dólares (MDD), para una recaudación global total de 109 MDD. Incluso las películas Eternals (162 MDD) y Shang-Chi y la leyenda de los Diez Anillos (140 MDD) de 2021, ambas estrenadas durante la pandemia, lograron mejores rendimientos. The Flash, el gran fracaso de DC de este año, logró 139 MDD.

Varios factores contribuyeron a los mediocres resultados de la película. El filme recibió una tibia calificación de B en CinemaScore, lo que indica un boca a boca poco entusiasta. El hecho de que se estrenara al final de la huelga de la SAG-AFTRA dificultó los esfuerzos promocionales, impidiendo que el reparto participara en las actividades publicitarias tradicionales. Esta limitación inducida por la huelga, unida a las críticas dispares y a las campañas de desprestigio en internet, alimentadas por elementos tóxicos del fandom, pintaron un panorama sombrío para The Marvels.

El declive del género de superhéroes en general

The Marvels no es un caso aislado; forma parte de un patrón observado a lo largo del año en el que las películas de superhéroes han tenido dificultades en taquilla. Producciones como Ant-Man 3, ¡Shazam! La furia de los dioses, The Flash y Blue Beetle cayeron por debajo de las expectativas. El género parece estar en un punto de inflexión, con el público no acudiendo como antes, lo que plantea interrogantes sobre el futuro del cine de superhéroes.

Brie Larson, Iman Vellani y Teyonah Parris en The Marvels (2023)

Uno de los factores que contribuyen a la lucha de las películas de superhéroes en taquilla son los elevados presupuestos de producción. Según los informes, The Marvels costó unos 250 millones de dólares, una suma considerable que debe reevaluarse en una época en la que el interés del público por los superhéroes puede estar disminuyendo. El éxito de hisotrias como Spider-Man: A través del Spider-Verso, con presupuestos inferiores a 100 MDD, indica que un coste menor combinado con la asunción de riesgos creativos podría ser la clave para rejuvenecer el género.

Qué lejano se ve el estreno de Capitana Marvel hace 4 años y los más de mil millones que recaudó en la taquilla global.