No hay redención, solo venganza: ‘El asesino’, la delicia noir de David Fincher para Netflix

David Fincher, conocido por su cine meticuloso y dirigir obras maestras como Gone Girl o Seven, vuelve a sus orígenes con El asesino, un thriller sangriento que sumerge al público en el mundo frío y calculado de un asesino anónimo interpretado por el enigmático Michael Fassbender. Esta película original de Netflix, basada en una novela gráfica de Alexis “Matz” Nolent, muestra no solo el estilo característico de Fincher, sino que también supone un regreso a la sencillez que caracterizó los inicios de su carrera.

La película comienza en París, con el personaje de Fassbender preparándose cuidadosamente para un asesinato. La tensión aumenta gracias a la experta dirección de Fincher, que capta todos los movimientos del criminal en una larga y suspensiva vigilancia. Su cuidadosa planificación, simbolizada por una banda sonora (que incluye a The Smiths) compuesta por Trent Reznor y Atticus Ross, dos veces ganadores del Óscar, crea una sensación de presentimiento a medida que el público se adentra en la mente de un profesional que busca la perfección.

Michael Fassbender en El asesino (2023) | Netflix

Sin embargo, por primera vez en su carrera, el asesino falla en su objetivo, desatando una cadena de acontecimientos que le empujan a un mundo de caos y venganza. La narración se desarrolla en capítulos, llevando al espectador en un viaje lleno de arena desde París hasta la República Dominicana, mientras el protagonista navega por una red de traición y violencia.

La interpretación de Fassbender es una clase magistral de sutileza, en la que retrata a The Killer como una figura estoica y metódica, adoptando la gélida conducta del personaje. El humor negro de la película, salpicado de momentos inesperados y un chiste recurrente sobre los alias del asesino, añade una capa de levedad a la intensa atmósfera.

Tilda Swinton en El asesino (2023) | Netflix

Tilda Swinton hace un memorable cameo como una sicaria, proporcionando una breve pero impactante visión del retorcido mundo de los asesinos a sueldo. El reparto secundario, que incluye a Arliss Howard y Sophie Charlotte, complementa la melancólica presencia de Fassbender, contribuyendo a la sensación general de inquietud de la película.

Desde el punto de vista técnico, El asesino es un festín visual, en el que la fotografía de Erik Messerschmidt capta la esencia de la pragmática visión de Fincher. El diseño de sonido de Ren Klyce y la banda sonora de Reznor y Ross crean una experiencia sensorial que aumenta la tensión de la película sin recurrir a los tradicionales tropos de gángsters.

Aunque El asesino puede carecer de la profundidad cultural de algunas de las obras anteriores del cineasta, tiene éxito en su enfoque singular de ofrecer un implacable descenso de dos horas hacia la oscuridad. La trama no rehúye la amoralidad de su protagonista, lo que supone un refrescante cambio con respecto a los relatos de redención. En esencia, The Killer es un testimonio de la capacidad de Fincher para combinar su estilo distintivo con una narrativa más sencilla y primaria.

Michael Fassbender en El asesino (2023) | Netflix

A medida que el director revisa sus temas de obsesión, perfeccionismo y poder, la película plantea preguntas intrigantes sobre la naturaleza de su protagonista y, por extensión, del artista que se esconde tras el objetivo. Con su elegante ejecución y su inquebrantable compromiso con la oscuridad, El asesino reafirma la maestría de Fincher en el terreno del thriller psicológico y se posiciona como una de las mejores películas de 2023 de Netflix.