Netflix acaba de estrenar este thriller de acción a lo ‘John Wick’ protagonizado por Bob Odenkirk

Share

Bob Odenkirk es reconocido principalmente por sus ingeniosas interpretaciones en las series de Vince Gilligan, Better Call Saul y Breaking Bad, donde encarna al carismático abogado Saul Goodman. En 2021, Odenkirk dio un emocionante giro hacia el cine de acción. Alejándose de sus habituales papeles cómicos, el actor dos veces ganador del premio Emmy se transforma de manera impecable en un formidable héroe de acción, evocando a los icónicos personajes de Liam Neeson. Este filme, un trepidante e inteligente thriller, presenta a Bob Odenkirk como Hutch Mansell, un habitante aparentemente común de los suburbios con un pasado oculto que añade profundidad a su personaje.

Nadie, el thriller de acción que no puedes perderte en Netflix

Titulada Nadie (Nobody), la historia comienza con un vistazo a la monótona vida suburbana de Hutch, retratada con destreza a través de un montaje de rutinas cotidianas. Sin embargo, este hombre aparentemente corriente alberga un oscuro pasado, insinuado desde el principio una conexión oculta con el mundo criminal. Un allanamiento de morada desencadena una serie de acontecimientos que prepara el terreno para el viaje de Hutch desde una vida mundana a una implacable búsqueda de la justicia.

La película, escrita por Derek Kolstad, responsable del guion de John Wick 1, 2 y 3, no pierde el tiempo y entra de lleno en la acción, proporcionando al público una descarga de adrenalina incesante. Las secuencias de acción, en particular una escena en un autobús coreografiada por el equipo de John Wick, muestran un nivel de creatividad que eleva a Nadie (Nobody) por encima de la acción al uso.

Aunque la trama recuerda a los clásicos relatos de venganza, Nadie (Nobody) teje hábilmente elementos de misterio. El reparto, que incluye a Christopher Lloyd, Connie Nielsen, Michael Ironside, Colin Salmon, Billy MacLellan y RZA, contribuye a dar un mayor peso a la narrativa, pero no nos equivoquemos: este es el espectáculo de Odenkirk. Su interpretación es una revelación, con una transición perfecta entre las complejidades de la vida familiar y la intensidad del pasado violento de su personaje.

El director Ilya Naishuller, conocido por Hardcore Henry, aporta su estilo característico a Nadie (Nobody), permitiéndose ocasionalmente florituras estilísticas que complementan el enérgico ritmo de la historia. Los 92 minutos de duración de la película garantizan que nunca se prolongue más de la cuenta, manteniendo un nivel de urgencia y emoción a lo largo de todo el metraje.

Bob Odenkirk en Nadie (2021)

¿Por qué debería ver la película?

Si bien Nadie (Nobody) no abre nuevos caminos argumentales, sobresale en la construcción de escenas y la coreografía de acción. El filme adopta una estructura tradicional pero inyecta nueva vida al género, ofreciendo una refrescante vía de escape al público que busca una experiencia llena de emoción. En un panorama cinematográfico a menudo saturado de argumentos recargados, Nadie (Nobody) destaca por su sencillez y por centrarse en ofrecer un viaje emocionante y sin complicaciones.

La inesperada incursión de Odenkirk en el terreno de la acción da sus frutos, convirtiendo a la cinta en un destacado exponente del género. Su compromiso con las exigencias físicas del papel y la representación matizada de un hombre dividido entre dos mundos le convierten en la fuerza motriz del éxito de la película. Nadie (Nobody), disponible ahora mismo en Netflix, cumple su promesa de acción a raudales, dejando al público hambriento de una posible secuela.