Final explicado de ‘Saltburn’: ¿Qué pasó con Felix y cuál era el plan de Oliver?

Saltburn, dirigida por Emerald Fennell, es una película que combina elementos de sátira social, comedia negra y thriller psicológico. La trama sigue a Oliver Quick, un estudiante becado en la Universidad de Oxford que se obsesiona con su compañero popular, Felix Catton. A través de engaños y manipulaciones, Oliver logra infiltrarse en la vida de la adinerada familia Felix durante un verano en la mansión de los Catton, Saltburn. A medida que avanza la historia, se revelan tensiones, mentiras y oscuros secretos entre los personajes, llevando a eventos impactantes y giros inesperados. El film explora las complejidades de las relaciones humanas, la obsesión y las dinámicas de clase.

Saltburn, se estrenó este viernes 22 de diciembre de Amazon Prime Video, y cuenta con un reparto de lujo que incluye a Barry Keoghan (como Oliver Quick), Jacob Elordi (Felix Catton), Archie Madekwe (Farleigh Start), Rosamund Pike (Elspeth Catton), Alison Oliver (Venetia Catton), Richard E. Grant (Sir James Catton) y Carey Mulligan (Poor Dear Pamela). A continuación vamos a desentrañar los misteriosos elementos que componen esta obra de Fennell, centrándonos en su desarrollo narrativo, los sorprendentes giros y el impactante desenlace. ¡Alerta de spoiler!

El final de Saltburn explicado: ¿Cuál era el plan de Oliver?

El plan maestro de Oliver en Saltburn se revela como una intrincada red de engaños y manipulaciones destinadas a adquirir la fortuna de los Catton y tomar posesión de la mansión Saltburn. La primera fase de su plan comienza al fraguar su encuentro inicial con Felix, creando una historia de vida ficticia para ganarse su simpatía y ser invitado a la exclusiva residencia de los Catton. Una vez dentro, Oliver se infiltra hábilmente en la dinámica familiar, ganándose la confianza de cada miembro mientras oculta sus verdaderas intenciones.

¿Cómo murió Félix?

Jacob Elordi como Felix Catton en Saltburn (2023)

La relación entre Oliver y Felix se vuelve tensa cuando este último descubre que Oliver ha estado mintiendo sobre su origen: no proviene de una familia empobrecida ni enfrenta las adversidades que ha afirmado. Ante este impactante descubrimiento, Felix le impone un ultimátum a Oliver: después de la celebración de su fiesta de cumpleaños, deberá abandonar la majestuosa mansión de forma permanente.

Sin embargo, la tragedia golpea las puertas de Saltburn antes de que este desenlace pueda tener lugar. Durante la opulenta fiesta de cumpleaños, Oliver y Felix protagonizan una acalorada discusión en el laberinto de la mansión, exacerbando aún más la deteriorada relación entre ambos. Al amanecer del día siguiente, Felix es descubierto sin vida en el mismo laberinto, víctima aparente de una sobredosis. En el final de la película, Oliver revela que envenenó a Felix al hacer que bebiera de una botella de champán adulterado.

¿Cómo murió Venetia?

Alison Oliver como Venetia Catton en Saltburn (2023)

Un día después de despedir a su hermano Felix, Venetia es hallada sin vida en una bañera, en lo que inicialmente se interpreta como un acto suicida. Sin embargo, durante la revelación clave de la película, descubrimos que ella también es víctima del siniestro plan de Oliver. No queda claro si Venetia se infligió las heridas o si fue Oliver quien cometió el acto. La película solo muestra a Oliver colocando cuchillas de afeitar en el borde de la bañera. Aunque se sugiere que persuadió a Venetia para que decidiera acabar con su propia vida, también se plantea la posibilidad de que la haya drogado y provocado su fallecimiento.

¿Cómo murieron Elsbeth y James Catton?

Rosamund Pike como Elsbeth Catton en Saltburn (2023)

La única muerte aparentemente no vinculada al plan de Oliver es la de James Catton. Oliver descubre el fallecimiento de Sir James a través de un periódico local, varios años después de su verano en Saltburn. Este suceso parece reactivar su ambicioso plan, llevando a Oliver a organizar un encuentro “inesperado” con Elspeth en un café londinense. En este cruce, Elsbeth revela a Oliver que siente soledad y le pide que regrese a Saltburn.

Finalmente, el plan de Oliver alcanza su clímax cuando al regresar a la mansión. Elsbeth, ahora afectada por una enfermedad grave, presumiblemente desencadenada por las acciones de Oliver que la han dejado prácticamente incapacitada, decide transferir la propiedad de la mansión a Oli, convirtiéndolo así en el legítimo dueño.

Es entonces cuando Oliver confiesa que ha manipulado cada aspecto de la tragedia que ha envuelto a los Catton. La narración de Oli, que inicialmente parece ser parte de un interrogatorio, se revela como un monólogo dirigido a una Elsbeth en coma. Este final cruel y siniestro revela la verdadera naturaleza de Oliver como un villano calculador que ha utilizado a las personas y sus tragedias como meras herramientas en su sádico juego de venganza y ambición. La secuencia culmina con Oliver retirando el tubo de respiración de Elsbeth, subrayando su despiadado triunfo sobre la familia Catton y su propiedad.

Oliver logró su objetivo en el final de Saltburn

La escena final de la película muestra a Oliver disfrutando de su victoria, bailando sin restricciones por los pasillos de la ahora suya Saltburn. Este baile simboliza su triunfo sobre la élite adinerada y la realización de su ambicioso plan. La elección de la canción, Murder on the Dancefloor de Sophie Ellis-Bextor, añade un matiz irónico y oscuro a la conclusión, ya que el título sugiere un asesinato en la pista de baile, algo que Oliver ha logrado de manera figurativa al destruir la vida de los Catton.

La desnudez de Oliver durante el baile refleja su total desnudamiento moral, revelando la ausencia de empatía y la frialdad de su carácter. Esta escena, aunque impactante y visceral, sirve como un poderoso recordatorio de la naturaleza retorcida del personaje y su capacidad para manipular y destruir vidas con una aparente falta de remordimientos.