Summer Finn: ¿Es realmente la villana de ‘(500) Days of Summer’?

(500) Days of Summer, o 500 días con ella, es una película que rompe con los clichés del género romántico. En ella, no hay un final feliz, ni una pareja destinada a estar junta, ni una moraleja sobre el amor. Lo que hay es una historia realista, divertida y agridulce sobre dos personas que se conocen, se enamoran y se separan.

Uno de los aspectos más interesantes de la película es el personaje de Summer, interpretado por Zooey Deschanel. Summer es una chica independiente, creativa y misteriosa, que no cree en el amor verdadero ni en las relaciones duraderas. Ella es la que inicia el romance con Tom (Joseph Gordon-Levitt), un joven idealista y soñador que trabaja como escritor de tarjetas de felicitación. Ella es la que marca el ritmo y las reglas de la relación. Y ella es la que decide terminarla cuando se da cuenta de que no siente lo mismo que él.

¿Qué hace que Summer Finn sea un personaje tan fascinante y complejo? ¿Qué motivaciones tiene para actuar como lo hace? ¿Cuáles son los sentimientos que tiene hacia Tom? ¿Qué lecciones aprende a lo largo de la película? Estas son algunas de las preguntas que intentaremos responder en este artículo, analizando el arco narrativo de Summer y su evolución como personaje.

Summer al principio: la chica cool y desenfadada

Cuando conocemos a Summer, nos la presentan como una chica cool y desenfadada, que acaba de llegar a la empresa donde trabaja Tom. Ella llama la atención de todos por su belleza, su estilo y su personalidad. Tom se siente atraído por ella desde el primer momento, y pronto descubre que tienen muchas cosas en común: les gusta la misma música, los mismos libros, las mismas películas…

Summer se muestra como una chica abierta y simpática, que no tiene problemas para relacionarse con los demás. Sin embargo, también deja claro que no quiere comprometerse con nadie, ni tener una relación seria. Ella le dice a Tom que solo quiere divertirse, y que no cree en el amor como algo mágico o predestinado. Ella se define como una persona realista y pragmática, que vive el presente sin pensar en el futuro.

El personaje de Zooey Deschanel representa el ideal de libertad y felicidad que muchos jóvenes buscan en la sociedad actual. Ella no se deja influir por las expectativas sociales ni por los roles de género tradicionales. Hace lo que quiere, cuando quiere y con quien quiere, sin sentirse culpable ni atada a nadie. Ella disfruta de su trabajo, de sus amigos, de sus hobbies y de su sexualidad sin complejos ni restricciones.

En el medio: una chica confusa y contradictoria

A medida que avanza la película, observamos cómo Summer comienza a experimentar dudas y contradicciones en relación con su vínculo con Tom. Por un lado, insiste en que no busca nada serio y que su relación es puramente por diversión. Por el otro, empieza a mostrar signos de afecto y celos hacia él. Se da cuenta de que Tom no es como los demás chicos con los que ha estado antes. Él es dulce, atento y romántico; la respeta, la admira y la hace reír; le ofrece una visión del amor más optimista e ilusionante. Él le hace sentir cosas que ella nunca había sentido antes.

Es entonces cuando se enfrenta a un dilema: ¿debe seguir con Tom y arriesgarse a enamorarse, o debe dejarlo y seguir con su vida? Ella no sabe qué hacer, ni qué quiere realmente; teme perder su independencia y su identidad si se entrega al amor. Ella también teme hacerle daño a Tom si le rompe el corazón; se siente confusa y angustiada por la situación.

Summer personifica el conflicto entre el deseo y la razón, entre el corazón y la mente, entre el individualismo y el compromiso. Refleja las dificultades que muchos jóvenes enfrentan al intentar establecer relaciones sólidas y satisfactorias en un mundo lleno de opciones y ambigüedades. Expone las inseguridades y los miedos que surgen en el contexto del amor y el ser amado.

Al final: una chica madura y sincera

El punto de inflexión de la película se produce cuando Summer decide romper con Tom. Ella le dice que ya no es feliz con él, y que no siente lo mismo; que no hay nada malo en su relación. Simplemente, no funcionó.

Summer se muestra como una chica madura y sincera, que tiene el valor de decir la verdad y de poner fin a una situación insostenible. Ella no quiere engañar a Tom, ni hacerle falsas esperanzas, ni prolongar una relación que no tiene futuro. Prefiere cortar por lo sano, y dejar que cada uno siga su camino. Demuestra que, a veces, es preferible decir adiós, a pesar del dolor, en lugar de permanecer juntos por mera comodidad. Reconoce que el amor no es suficiente para mantener una relación, y que la compatibilidad y la comunicación también son fundamentales.

Summer después: la chica feliz y enamorada

En la escena final de la película, vemos cómo Summer se ha casado con otro hombre, al que conoció poco después de dejar a Tom. Ella le dice a al personaje de Joseph Gordon-Levitt que está muy feliz, y que su marido es el hombre de su vida. Le dice que cuando lo vio, supo que era él, y que todo cambió.

Summer refleja una mujer feliz y enamorada que ha descubierto el amor verdadero y duradero que anteriormente negaba. Ha transformado su perspectiva sobre las relaciones, dejando atrás sus miedos y prejuicios. Ha abierto su corazón para permitir la entrada de alguien que la completa y la hace sentir plena.

¿Dónde puedo ver (500) Days of Summer?

Tráiler

En Latinoamérica, la película dirigida por Marc Webb está disponible en streaming mediante la plataforma Star+.