Final explicado de ‘Viernes Negro’: ¿Quién era el asesino?

Eli Roth, conocido por su afición a traspasar los límites del terror, ha vuelto a dar rienda suelta a un espectáculo espeluznante en su última película de slasher, Viernes Negro (Thanksgiving). Este festín para los amantes del genero, nacido de un falso tráiler en la película Grindhouse (2007) de Robert Rodriguez en colaboración con Quentin Tarantino, por fin ha cobrado vida, uniéndose a las filas de sus predecesoras, Machete (2010) y Hobo With a Shotgun (2011).

La historia se desarrolla tras los disturbios del Black Friday (Viernes Negro) que conmocionaron a Plymouth, Massachusetts. El pueblo, todavía atormentado por los violentos sucesos del año anterior, se convierte en terreno de caza de un asesino que lleva la máscara del primer gobernador de PlymouthJohn Carver. A medida que aumenta el número de cadáveres, la película teje una red de suspense, inspirándose en los clásicos slashers de temática navideña.

¿Quién es el asesino de Thanksgiving y cuál es su motivación?

El clímax de Thanksgiving llega durante el desfile anual de Acción de Gracias del pueblo, donde Jessica, el personaje central interpretado por Nell Verlaque, diseña un arriesgado plan para desenmascarar al asesino. Sin embargo, Carver, conocido por su naturaleza impredecible, decide disfrazarse de payaso en lugar de su indumentaria habitual.

Addison Rae en Viernes Negro (2023)

Las desprevenidas víctimas, incluidos los familiares y amigos de Jessica, caen presas de los sádicos caprichos de Carver. En una retorcida y macabra escena, el asesino organiza y retransmite en directo una pesadillesca cena de Acción de Gracias, utilizando los restos de sus víctimas como grotesca decoración de la mesa. La tensión aumenta a medida que interroga a sus cautivos, cada uno de los cuales se enfrenta a un destino espantoso. En medio del caos, Jessica emerge como una fuerza resistente. Armada con un anillo de cuchillas, consigue liberarse y escapar de las garras de Carver.

Jessica consigue llegar cojeando hasta un almacén, donde encuentra al sheriff Eric Newlon, interpretado por Patrick Dempsey, inconsciente en el suelo. La trama da un giro cuando Jessica observa que las mismas espinas que se quedaron pegadas a su ropa después de huir del escondite de Carver también están en los pantalones del sheriff. A medida que Jessica va juntando las pistas, las sospechas se intensifican, lo que lleva a un enfrentamiento entre ella y el sheriff Newlon.

Finalmente, Newlon, impulsado por un retorcido sentido de la justicia, confiesa ser el asesino y desvela sus motivos: una búsqueda de venganza contra aquellos a los que considera responsables de la muerte de Amanda Collins, esposa de su amigo Mitch y con quien mantenía una aventura, durante los disturbios del Viernes Negro. Jessica, astuta e ingeniosa, revela que ha estado retransmitiendo en directo la confesión de Newlon.

¿Qué pasó al final de Viernes Negro?

Enfurecido, el sheriff intenta atacar a Jessica, pero Bobby, su exnovio, interviene para detenerlo. Ambos intentan escapar, pero Newlon, armado con un hacha, los persigue. Jessica utiliza gas inflamable de un pavo hinchable cercano y pólvora de un mosquete antiguo para provocar una explosión, aparentemente incinerando al sheriff Newlon.

Nell Verlaque en Viernes Negro (2023)

Cuando los bomberos buscan en el almacén, no encuentran rastro del sheriff y asumen que fue completamente incinerado. Sin embargo, Jessica no está tan segura. Al final de esa noche, después de reunirse con su padre, amigos y novio, Jessica tiene una pesadilla en la que es atacada por el cuerpo en llamas de Newlon. Aunque despierta a salvo en su cama, el sueño de la protagonista deja entrever la posibilidad de que el asesino de Acción de Gracias siga ahí fuera, dejando la puerta abierta a una posible secuela.