El problema de Rotten Tomatoes: cómo funciona la plataforma de calificación de películas

En la industria cinematográfica contemporánea, una plataforma se ha convertido en un actor clave en la decisión de qué película ver: Rotten Tomatoes. Esta popular página web ha transformado la forma en que los espectadores evalúan y eligen sus películas. Dada su reciente polémica, muchos tal vez se estén preguntando: ¿cómo funciona realmente Rotten Tomatoes? ¿Cómo se califican las películas y qué implicaciones tiene en la industria cinematográfica? Vamos a desmitificar el sistema detrás de la famosa calificación de películas conocida como el “Tomatometer”.

Tabla de contenidos:

¿Qué es Rotten Tomatoes?

Rotten Tomatoes es una plataforma web que recopila y muestra las críticas de películas y series de televisión de diferentes fuentes, tanto profesionales como amateurs. Su objetivo es ofrecer una visión global y “objetiva” de la calidad de una obra audiovisual, basada en el consenso de la crítica.

La plataforma fue creada en 1998 por el estadounidense Senh Duong, un fanático del cine de Hong Kong que quería recoger las opiniones de los críticos sobre las películas de Jackie Chan. El nombre de Rotten Tomatoes (Tomates Podridos) hace referencia a la antigua costumbre de lanzar tomates a los actores cuando su actuación era mala.

Con el tiempo, la plataforma fue ampliando su catálogo y alcance, hasta convertirse en una referencia mundial para los amantes del cine. En 2010, fue adquirida por la empresa Fandango, que también posee otros sitios web relacionados con el cine, como Flixster o Movieclips.

¿Cómo se calcula el Tomatometer?

En el centro de la plataforma se encuentra el Tomatometer, una métrica que se ha convertido en un factor determinante para muchos cinéfilos a la hora de decidir qué película ver. Básicamente es una calificación agregada que clasifica las críticas de las películas en dos categorías principales: “Frescas” (Fresh) o “Podridas” (Rotten).

Para calcular este valor, Rotten Tomatoes recopila críticas de películas de una selecta variedad de fuentes. Esto incluye reseñas de críticos profesionales de medios importantes, así como críticos independientes y aficionados que contribuyen a la plataforma. Cada crítica se clasifica como positiva o negativa. Las positivas se consideran “Frescas”, mientras que las negativas se etiquetan como “Podridas”.

Finalmente, el número que todos conocemos se calcula dividiendo el número de críticas “Frescas” entre el número total de críticas. El resultado se expresa en forma de porcentaje y determina si una película es “Fresca” o “Podrida”. Por ejemplo, si una película recibe 70 críticas “Frescas” de un total de 100, su Tomatometer sería del 70%.

¿Qué significan los iconos de Rotten Tomatoes?

La influencia de Rotten Tomatoes.
  • Tomate rojo: se otorga a las películas que han alcanzado un porcentaje igual o superior al 60%.
  • Mancha verde: se asigna a las películas que han obtenido una puntuación inferior al 60%.
  • Certified Fresh: es un sello de aprobación que indica que la película ha recibido en su mayoría críticas positivas. Deben obtener un 75% o más de aprobación.
  • Palomitas: esta distinción es similar al tomate; la única diferencia es que esta calificación está determinada por el voto de la audiencia.
  • Palomitas derramadas: análogo a la mancha verde y, al igual que la anterior, esta es definida por el público en general.

¿Cuál es el problema de Rotten Tomatoes?

Principalmente, no refleja la complejidad o la diversidad de las opiniones, sino que las reduce a un simple porcentaje binario de positivo o negativo. Esto puede llevar a ignorar o despreciar las matices o las diferencias que hay entre las críticas, y a perderse el valor de los argumentos o los análisis que hacen los críticos.

  • No tiene en cuenta el contexto o el propósito de las obras, sino que las evalúa con el mismo criterio. Esto puede llevar a infravalorar o sobrevalorar algunas películas o series, según el género, el público, el mensaje o la intención que tengan.

  • No garantiza la calidad o la veracidad de las fuentes, sino que las acepta sin filtro ni revisión. Esto puede llevar a incluir críticas falsas, manipuladas, sesgadas o malintencionadas, que distorsionen la puntuación o influyan en la opinión de los usuarios.

  • No es inmune a la influencia o la presión de la industria, los medios o los fans. Esto puede llevar a que se generen campañas o movimientos para boicotear o apoyar determinadas películas o series, con fines comerciales, políticos o ideológicos.

¿Es justa la puntuación?

La puntuación de Rotten Tomatoes solo debe ser tomada como un indicador orientativo, no definitivo ni absoluto, de la calidad de una película o serie. No es una verdad científica ni una sentencia inapelable, sino una opinión colectiva y subjetiva, que puede variar según el tiempo, el lugar o el criterio.

Por eso, no hay que tomarla como un dogma o un mandato, sino como una referencia o una sugerencia. No hay que dejar que nos condicione o nos limite a la hora de elegir qué ver o qué pensar. Lo importante es formar nuestra propia opinión, basada en nuestra experiencia personal y nuestro gusto individual.

¿Qué significa de verdad ese porcentaje?

El porcentaje no significa que una película o serie sea buena o mala en sí misma, sino que le ha gustado o no le ha gustado a un determinado número de personas. Tampoco significa que una película o serie sea mejor o peor que otra, sino que tiene más o menos consenso entre la crítica.

Por ejemplo, si una película tiene un 90% de Tomatometer, no significa que sea una obra maestra indiscutible, sino que ha recibido muchas críticas positivas y pocas negativas. Puede haber personas a las que no les guste esa película, y pueden tener razones válidas para ello. Del mismo modo, si una película tiene un 10% de Tomatometer, no significa que sea una basura irremediable, sino que ha recibido muchas críticas negativas y pocas positivas.

Lo más recomendable en estos casos es no guiarse tanto por el porcentaje, sino mirar cuál es la puntuación ponderada de la película, que generalmente está en una escala de 0 a 10 puntos. Por ejemplo, “Spider-Man: No Way Home” tiene un porcentaje de aprobación superior al de la oscarizada “La La Land”. Sin embargo, si observamos la puntuación general de las películas, notamos que la cinta de Peter Parker tiene una calificación de 7.9/10, mientras que el musical tiene una calificación de 8.7/10.

Comparativa de Rotten Tomatoes.

En definitiva, el porcentaje de Rotten Tomatoes es solo un dato más entre muchos otros que podemos usar para valorar una película o serie. No es el único ni el más importante. Lo que realmente importa es lo que nos hace sentir y pensar cuando vemos una obra audiovisual.